Soy profe y estoy cansado, ¿y tú?

  • Rubén 

“Los profesores tenéis 3 meses de vacaciones y cobráis un sueldazo, no sé de qué os quejáis.” Lo habré oído varios cientos de veces y todas ellas habré intentado disimular mi malestar con una tímida sonrisa. A veces se me habrá notado y a veces no, pero siempre intento comportarme con educación.

La sociedad en la que vivimos tiene la falsa creencia de que la cantidad de trabajo realizado se mide en horas de presencia como si solo con estar ya fuese suficiente para merecer más que otro y así tenemos esas jornadas interminables pero nada productivas tan frecuentes en determinados sectores. Después comparamos las jornadas de 10 horas con las de 5 y vienen los problemas. Que si este trabaja poco, que si tiene trabajo fijo, que si cobra mucho…

Además, por alguna razón tendemos a pensar que el trabajo de los demás es siempre más fácil y está mejor pagado que el nuestro y tendemos a desprestigiar a los que consideramos privilegiados. Pero son privilegiados porque lo decimos nosotros,  desde nuestro incuestionable punto de vista que es el único válido por el nada desdeñable motivo de ser el nuestro, no porque lo sean en realidad. ¿Recordáis el dicho de que los peores dolores son los propios porque los otros no te duelen a ti? Más o menos lo mismo.

Cuando llevas a tus hijos al pediatra a una revisión, básicamente los pesan y los miden y piensas “Eso bien podría haberlo hecho yo en mi casa” pero el día que se ponen enfermos, te das cuenta de que ese señor con bata blanca vale su peso en oro por el simple hecho de que sabe qué hay que hacer cuando es necesario saberlo. Sin embargo, cuando llevas a tus hijos a la escuela no sientes que la persona con quién se quedan tenga ningún valor especial, lo que va a enseñarles a tus hijos, tú ya lo sabes. Es sencillo, ¿no?

La verdad es que hay una creencia bastante generalizada entre nuestros responsables de la clase política de que nuestro trabajo, el docente,  puede hacerlo cualquiera y, bajo esta premisa, es muy complicado convencer a la sociedad de la trascendencia del mismo.

La administración es la primera que apoya este razonamiento obligando a los docentes a impartir materias de las que no son especialistas y es que “a un chaval de 12 años le puede explicar lengua hasta una cabra” y así nos va. Luego se les llena la boca hablando de calidad y tal… Mientras, en la vida real, el profe de filosofía imparte historia, lengua castellana, latín y música, vigila el patio, presta libros en la biblioteca y atiende el comedor escolar.

Además, hay que entender que a edades tempranas, la enseñanza es mucho más complicada que en la edad adulta. Dar una charla sobre programación orientada a objetos a alumnos universitarios supone bastante menos esfuerzo que enseñar a sumar a chavales de primaria. Lo primero sólo requiere de conocimientos, lo segundo precisa de un don que no todos tienen.

Imaginaos por un momento un aula de 25 críos de 6 años, 5 horas seguidas cada día intentando que aprendan a leer, a estarse quietos en la silla, a pedir permiso para ir al baño… La mayoría de nosotros saltaríamos por la ventana en nuestro primer día de trabajo y eso con 30 años, si lo tuviésemos que aguantar con más de 60 no os digo nada.

El trabajo docente requiere del 100% de atención, es un trabajo intenso, no se puede bajar la guardia. Nada tiene que ver el trabajo en el aula con otro que puedas desempeñar mientras charlas con tu compañero. Por no hablar de la responsabilidad de formar académica y moralmente a las personas que sostendrán al país en pocos años.

Y no basta sólo con esbozar una sonrisa cuando nos imaginamos saltando por la ventana mientras dejamos atrás a una jauría de niños gritones. Sé que la mayoría os dais cuenta de que lo que digo es cierto, que a nivel mental el trabajo en el aula es agotador y que requiere de periodos de descanso amplios para garantizar una vida laboral medianamente larga. Sin embargo, cuando salen a relucir las nóminas y los periodos vacacionales se os olvida.

Que los salarios de la clase trabajadora de este país sean una mierda (sí, con todas las letras) no es culpa de los docentes, es más, yo digo que también el salario de los docentes es una mierda. 25 años estudiando para conseguir un trabajo a una hora de coche de tu casa que cambia de localidad cada año y que no consigue estabilizarse hasta pasados los 40 no me parece tan idílico.

El salario de un maestro gallego recién titulado ronda los 1500 euros netos al mes, en secundaria puede subir hasta unos de 1650. Doce nóminas, las pagas extra ya casi no existen desde que empezó la crisis. Ahora haced cuentas, y os saldrán poco más de 10 euros por hora de clase (que no de trabajo) y al mismo tiempo pensad en cuánto os cobra el técnico que arregla la caldera, el dentista por un empaste o lo que cuestan una noche de hotel o una cena para dos en un restaurante.

Claro que las clases las puede impartir cualquiera y un buen solomillo sólo saben prepararlo unos pocos. ¡Qué aproveche!

Aclaraciones a posteriori

Cuando publiqué esto, no sabía que tendría tanta trascendencia. Parece que a la gente le importan más mis vacaciones que mi trabajo y eso es algo que habría que meditar con calma. He decidido dejar de responder a los comentarios que hacéis porque pienso que empiezan a ser repetitivos y tampoco quiero darle vueltas  a lo mismo eternamente. Sólo algunas puntualizaciones:

Debo pedir disculpas a los docentes universitarios por mi nada acertada comparación. Sólo pretendía hacer ver que la dificultad de los contenidos a impartir no determina la dificultad sobre cómo hacerlo pero puede parecer y de hecho parece que no valoro en absoluto vuestra tarea, nada más lejos de la realidad.

Aclarar también que no soy maestro, ya dije más arriba que no podría. Trabajo como profe de matemáticas (o lo que surja, por desgracia) en secundaria y bachillerato. Soy licenciado en matemáticas, no he estudiado magisterio ni turismo ni medicina, no puedo saber cuánto de difíciles son esos estudios ni cuanto trabaja un médico o un albañil. Sí he trabajado en la empresa privada, he tenido trabajos con jornada de 8 horas y he trabajado de noche. A la mina no he bajado nunca aunque a alguno le gustaría.

No me gusta opinar sobre lo que no sé y nunca solicitaría que a otros trabajadores se les complicase su situación laboral por el hecho de no poder mejorar la mía. Respeto y admiro a todos lo profesionales porque creo que saben mucho más de lo suyo que yo. Reivindico mi derecho a quejarme de lo que me plazca y a estar cansado después de una jornada de trabajo, nada más, intentando hacer entender lo que supone entrar en un aula cada día.

A los que habéis enviado comentarios con insultos y descalificaciones, decir sólo que no los voy a publicar por respeto a vosotros mismos, porque quedaríais demasiado mal retratados. Seguramente peor de lo que os merecéis.

Los demás comentarios los seguiré aprobando siempre que estén redactados con un mínimo de respeto.

Un saludo y gracias por leerme.

198 comentarios en «Soy profe y estoy cansado, ¿y tú?»

  1. nuria Valverde caravaca

    Yo tengo familiares docentes y los admiro,siempre lo he dicho, pero yo.soy peluquera, si si peluquera, cada persona que entra a mi salón entra con Un Idea » vengo porque no tengo ganas de hacérmelo yo» aunque no lo creáis lo escucho más de lo que soporto,después de tantos anuncios publicitando sus productos y haciendo creer que con ellos no tendrían que pisar un salón de belleza para nada, también escucho, después de dedicar mínimo de dos horas para una coloración, una frase tal como » y me vas a cobrar eso sí el tinte te sale a 3 euros?» querida Señora,con todos mis respetos yo no cobro por lo que hago si no por lo que se….
    También quiero resaltar cuando te piden que le peines a la niña por la comunión el domingo y de paso a ella misma y yo como profesional le digo que el precio se duplica por ser festivo ( de 10 a 20 y así sucesivamente) y te dice que le parece una estafa, YO TAMBIÉN REIVINDICO QUE PAGO IMPUESTOS Y MI TIEMPO VALE DINERO y su contestación es…» pues se lo digo a mi.vecina que me lo hace gratis,pos ala buena señora me voy a la playa,gracias por el día libre,jejeje
    CON TODO ESTO QUIERO DECIR QUE NO SOLO SE CRITICA A LOS FUNCIONARIOS, PERO SI ESTÁN AL PUNTO DE MIRA,TAMBIÉN HABLAN MAL DEL RANGO PROFESIONAL PORQUE ESTAMOS EN UN PAIS DE QUEJICAS LLORONES Y ENVIDIOSOS QUE NO HACEMOS MAS QUE MIRAR LA ESPIGA EN EL.OJO AJENO

    Siento todo el repertorio y y mucho ánimo

  2. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice este hombre. Yo empecé trabajando dando clase en una academia (unas 20 horas/semana), después en un Instituto (idem), y despues en la Facultad de Medicina (5 horas/semana, pero a clases de 250 alumnos). Te aseguro que en todos los casos, resultaba agotador. A pesar de que siempre estuve bien valorado por mis alumnos, cuando empecé a trabajar fuera de la enseñanza 37,5 horas/semana, resultaba una gozada. Una hora de clase implica una hora de tensión total o casi total (dependiendo de lo trillado que tengas el tema, de tu experiencia controlando la atención de un grupo de gente, y de tu «saber hacer», que está muy ligado con tu vocación para la enseñanza). Y ademá hay que contar, horas de preparación (no se trata de preparar «lo que vas a decir», sino también «como lo vas a decir»), corrección de exámenes, atención a padres o alumnos, reuniones de profesores, etc.

    La enseñanza no está suficientemente valorada, y asi nos va. También es cierto, que deberia haber una mayor atención a la selección del profesorado, buscando, sobre todo en los que se dedican a la enseñanza primaria una vocación auténtica. Y los padres y el sistema de enseñanza (inspectores, delegados etc) deberian apoyar inequivocamente al profesor, salvo casos en que se demuestre claramente que no lleva razón.

  3. Yo solo quería puntualizar una cosilla, soy profesor de secundaria, y la gente no sabe la suerte que tiene al tener tan pocos días de vacaciones. No se imaginan lo duro que se llega a hacer después de navidad, Semana Santa, o verano regresar al trabajo. La desconexión ha sido tal que se hace durisimo este regreso. Sin embargo al tener menos días de vacaciones, es mas llevadero y estas mas mentalizado. Eso si, no reivindico un cambio en la situación, pobres niños, se tienen ganado su merecido descanso.

      1. Tu que crees? Cansado de dar mil explicaciones razonables y estar haga las pel… otas de que la gente te diga sí sí, que de vacaciones tenéis y no sean capaces de entender o no quieran escuchar la situación real. Lo que he decidido por hacer es dar esa misma explicación que convence lo mismo que un buen razonamiento (nada) y por lo penos te quedas agusto … Jejeje

      2. ¡Estimados compañeros! A todos los trabajadores. Creo que estamos haciendo justo, lo que los politicos y el poder empresarial quieren, es decir, pelearnos entre nosotros para desunirnos. Creo que todas las profesiones son muy dignas y todas tienen su dificultad, no hay que menospreciar ninguna pues todas requieren un esfuerzo y una dedicación si quieres hacer tu trabajo bien. Claro que hay personas, que no porofesionales, que no hacen su trabajo adecudamente, no importa el lugar, la edad, la profesión ni el pais. No deberiamos discutir si uno trabaja más que otro, que es lo que quieren los de arriba, sino luchar todos unidos por un sueldo digno con un horario digno.

      3. Cuando vas en tu coche durante una hora a tu trabajo y frenas, Enciendes las luces, giras el volante etc para llegar sano y salvo, de veras crees que los ingenieros no han puesto el 100% de su atención a la hora de hacerlo ?? Y los operarios de la cadena de montaje tampoco???Pues aplica todo esto a todas las cosas que usas y te rodean cada día (un avión, la tubería del gas,…). Este post me parece de alguien de poco mundo y que conoce BASTANTE POCO lo que es el mercado laboral en España, Europa y el mundo. Por cierto, no saquéis tanto pecho porque cuando llegas con 18 años a la Universidad te das cuenta de la cantidad de carencias que arrastras de primaria, secundaria y bachillerato y son los profesores de la universidad, de esos que no hacen esfuerzos para explicarte como se desprende la capa límite de un cuerpo cuando se encuentra en un régimen laminar, quienes tienen que dedicar tiempo a hacer el trabajo que el resto de profesores no ha hecho.
        Por favor!!

        1. Tranquilo que el lunes ya les explico yo el régimen laminar a mis alumnos de 3º de ESO. Lo que hay que oir!

          Si al hacer tu trabajo puedes mantener una conversación con el de al lado, es que no estás prestando el 100% de atención. Así de claro.

          1. No considero tu comentario nada acertado, la verdad. He estudiado en un colegio diferente al de la gente de mi entorno, y resulta que al llegar a la selectividad he llegado a estar tres semanas dando clases de física, matemáticas e incluso dibujo técnico a gente de mi edad que cursaba sus estudios en otros centros. Te puedo garantizar que estos no se han quedado atrás en clase ni nada por el estilo (gente responsable y que se busca la vida cuando no le enseñan lo que le tienen que enseñar), simplemente el profesor lo dejo en un «no da para más, si queréis os lo miráis por vuestra cuenta» a pesar de imponer él mismo el ritmo del curso. A mis profesores les dio tiempo a dar todo y hacer un repaso incluso. Es evidente que no meto a todos en el mismo saco, pero es algo demasiado común, al menos por aquí. De modo que mucha gente llega a la universidad escasamente preparada, y no es por su culpa.

          2. Precisamente porque los anteriores profesores han hecho su trabajo, tú puedes entender las cosas en la facultad con profesores «de esos que no hacen esfuerzos para explicarte» Los conocimientos no es lo más importante en las etapas anteriores, si no desarrollar las capacidades. Es más, teniendo en cuenta la disponibilidad de la información hoy día, pronto serán secundarios incluso en etapas posteriores y lo que primará para el mercado laboral será dessarrollar capacidades y creatividad.

        2. María del Carmen Carrión Vargas

          Yo soy peruana, de abuelo paterno español. Aquí mi salario es menos de 500 euros. Mis vacaciones son de dos meses, un mes completo y un mes repartido en 2 semanas y 1 semana (2 veces). Trabajo 26 horas pedagógicas de 45 minutos, cuido 2 recreos o recesos de los alumnos de 25 minutos y el tiempo de corregir cuadernos, libros y evaluaciones es insuficiente, por lo que debo quedatme fuera de hora. Además debo llevar a casa la programación de clase y la elaboración de materiales para dichas ckases. Mi trabajo es de todo el día, además tengo dos hihos a los cuales debo atender. Duermo poco durante la semana y cada vez me agoto más. Mi sueldo no justifica el cansancio que siento.
          SOY PROFE Y ESTOY CANSADA.

        3. No hay que desprestigiar otros trabajos. Sabes lo que gana a la hora el que hace un solomillo?.?
          Todos creemos que nuestro trabajo es el peor. Siempre ha sido así. No te puedes comparar con un dentista que trabaja en una consulta privada. Si acaso comparte con un dentista que trabaja en el seguro que no te imaginas lo poco que cobra, pero hablando de maestro habría que compararlo con otros profesionales diplomados que trabajen para el estado te imaginas lo que cobran. Ahora ya no hay tanta diferencia verdad?. Además ellos no tienen sexenios como vosotros pero tienen solo 22 dias de vacaciones al año. Que sabes como de duro es el trabajo de otros?

          1. Pero tú has leido er artículo? Al final va a ser verdad que los docentes no hacemos bien nuestro trabajo porque me he hartado de leer comentarios hablando de cosas que no están escritas en ninguna parte en este artículo. Dónde se desprestigia a los cocineros o a los dentistas? Dónde pone que cobren mucho? Dónde pone que trabajen poco? Porque yo no lo veo. Aquí nadie dice como de duro es el trabajo de otros. Sois algunos los que venís a opinar cómo de duro es el nuestro, pensadlo un poco.

            Por suerte, los salarios de los empleados públicos puede consultarlos cualquiera, no así los de la privada. Me parece que tú no los has revisado.

          2. Hola yo creo que el trabajo de un profesor es difícil, y lo digo por que a veces me veo obligada a serlo con mi hijo, por que muchos de sus profesores no quieren entender lo que él necesita. Siempre he dicho que horror entrar de una clase con una jauría de niños pequeños saltando, gritando……agotador.
            Solo soy una madre cansada de ver como hay profesores implicados en la educación y otros que simplemente se preocupan de terminar su jornada sin importarle si algún alumno no ha entendido lo que se ha dado, diciéndole..madura es tu problema!
            Sigo repitiendo que es duro ser profesor y más cuando de verdad te importa lo que haces.
            Las vacaciones merecidas y todo lo demás!
            Ánimo y ojalá todos se implicarán en aquellos alumnos un poco especiales

            1. Evan, gracias por tus palabras hacia nosotros los maestros. Ojalá en tu camino, tu hijo encuentre algún profesor que sepa ver en él todo su pontencial, porque todos lo tenemos.
              Evidentemente, como en todos las profesiones, hay profesores y profesoras y hay personas y personas. Precisamente por esto, tratarnos a todos por igual es arriesgado. Los que se quejan de nuestras quejas, los que nos desprestigian, quizás quieran que a sus hijos les de clases un maestro de estos que pasan de todo? que no reivindica nada ni por él ni por sus alumnos ni mucho menos? uno que al cerrar la puerta de clase se acabe su jornada? porque si es asi….entonces entiendo sus quejas hacia nuestro colectivo, pero precisamente si nuestro colectivo se queja, es para mejorar la educación de esta sociedad, que no se llega a entender esto…?

              Ufff, esto es lo que resulta agotador,…..no recuerdo ningún otro profesional que tenga que ir justificando todo el tiempo su trabajo. Verdad?
              De nuevo Evan, te deseo suerte y lo mejor para tu hijo….por cierto, me encantaría ser su profesora, 🙂
              Saludos
              Marga

            2. Soy profesor de secundaria y yo también estoy cansado. Coincido plenamente con el post y me duele que tanta gente opine mal de nosotros. Al final esas opiniones calan en la sociedad, y por tanto en nuestros alumnos. ¿Cómo nos van a respetar entonces?
              Ya que se comenta tanto el tema del sueldo y las vacaciones, sólo quería añadir que me gustaría que de verdad alguien de los que opina compare nuestro sueldo con un empleado de la administración que necesite nuestra misma titulación. Es curioso que cobramos alrededor de 1/12 menos cada mes que funcionarios de nuestra misma categoría y nivel (¿será quizás por ese mes más de vacaciones que todo el mundo nos reprocha?)

          3. Antes de nada, para aquellos que se han dedicado a corregir las faltas de ortografia de los comentarios: estoy escribiendo con un teclado frances y no puedo escribir todos los acentos.
            Soy maestra de infantil. No quiero entrar en el debate de las vacaciones y el sueldo porque realmente me parece una chorrada (a mi me importa bien poco lo que opinen los demas sobre ese tema). Lo que de verdad me importa, y mucho, es la calidad de educacion que ofrezco y que siempre estoy dispuesta a mejorar con opiniones constructivas. Me hace gracia leer comentarios de agunos maestros/profesores que dicen sentirse limitados por las leyes, decretos, etc… Nosotros seguimos educando independientemente del partido que este en el gobierno, y a pesar de que tengamos unos objetivos y competencias a alcanzar al finalizar el curso, nadie nos dice el camino que tenemos que seguir para llegar a conseguirlos. Es por eso que existen profesores malos, regulares, buenos y excelentes. Podemos quejarnos de muchas cosas o también podemos preguntarnos qué es lo que no funciona. Y, perdonad que os diga, algo de culpa tendremos cuando somos parte implicada en el proceso de ensenanza/aprendizaje.
            Yo puedo hablar de la especialidad de infantil porque es la que me toca directamente. He leido algun que otro comentario de maestras de infantil sintiendose orgullosisimas de su trabajo porque sus alumnos les muestran su afecto, porque cuando vuelven a casa se dedican a plastificar cosas para el dia siguiente, a imprimir dibujitos para colorear o porque les limpian los moquitos (esto va para todas las maestras que les gusta hablar en diminutivo porque como los alumnos son tan pequenitos, comen fideitos, arrocito, se les caen los moquitos, hacen caquita… en fin, que me estoy yendo por las ramas). No quiero decir que plastificar, imrpimir dibujos, hacer fichas y todas esas cosas que se hacen en educacion infantil esten mal pero creo que es lo minimo que se puede hacer. Incluso podria decir que es el recurso mas facil y rapido que tenemos. Y hay maestros que lo utilizan en su dia a dia como metodo de ensenanza.
            Creo que hay un gran problema (coladero) en la seleccion del profesorado, tanto para entrar a la carrera de magisterio como en las oposiciones. Aun asi, creo que hay brillantes profesionales que se desviven por formar a sus alumnos emocial, social e intelectualmente. Por ellos, el debate del sueldo y de las vacaciones me parece ridiculo. Hagamos bien nuestro trabajo y el sueldo y las vacaciones estaran justificados.
            No me queda mas remedio en este momento que tirar del refranero espanol y decir: quien se pica ajos come…

          4. NO ES TAN FACIL COMO ENSEÑAR A ADULTOS HE LEÍDO. ADULTOS se supone que son mis alumnos de tercero de arquitectura, y os sorprendería la de veces que tengo que decirles en clase que guarden silencio, o que NO ESCRIBAN en la mesa. INCREIBLE.
            Para el próximo curso he intentado elegir asiganaturas de quinto curso, a ver si ya están mas maduros y no tengo que decirles que bajen los pies de la silla de delante…

            1. Lo que comentas no me sorprende, dada la realidad social en que vivimos y el sistema del que provienen. En cualquier caso, pienso que la dificultad de la enseñanza universitaria estriba más en lo intelectual que en lo pedagógico (yo di un año en universidad antes de ser profesor de secundaria y es lo que creo) La preparación de las clases exige un mayor esfuerzo intelectual porque estás formando a futuros licenciados y tienes que estar al máximo nivel. En secundaria la dificultad está en enseñar algo a alguien que no quiere aprenderlo de ninguna manera, por ello digo que el esfuerzo se centra más en lo pedagógico, didáctico, etc. Saludos.

            2. Uff, en mi universidad en 5º, hay algunos compañeros que no hacen más que hablar en medio de clase y después preguntan al profesor dudas porque no se han enterado, así que … puede que aunque te cojas un curso elevado no mejore. Y sinceramente esos son los chicos de bien que venían de colegios privados de pago y que deben de pensar que están por encima de todo, un poco de educación les falta, y no de la que se aprende en los colegios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.