Domotizando mi casa 2: Herramientas necesarias

  • Rubén 

Después de la primera aproximación a la instalación eléctrica de nuestro hogar, me gustaría recomendar hoy un conjunto de herramientas básicas que necesitaremos en esta aventura. No es necesario invertir mucho dinero, no somos profesionales y lo normal es que no las usemos demasiado. Pero sí que es importante disponer de ellas para dejar la instalación lo más limpia y correcta posible.

Lo primero que nos hará falta es un juego de destornilladores. Supongo que todos tenemos algunos en casa pero está bien comprobar que disponemos de todos los tamaños y puntas que va a requerir nuestra instalación.

Destornilladores

Otro par de elementos básicos serán la cinta aislante, un comodín muy útil en muchas situaciones y cables de los grosores necesarios. Recuerda que necesitamos cable de 2.5mm2 para los enchufes y de 1.5mm2 para las luces. No escatimes en variedad de colores, observa primero los colores que ya tiene tu instalación y respétalos. En el futuro, será mucho más sencillo reparar cualquier cosa si seguimos un código de colores organizado.

Bobinas de cable
Cinta aislante

Ni se te ocurra usar un cable de un grosor más fino de lo necesario o usar un color distinto del azul para el cable neutro. Hoy, puede que recuerdes lo que has hecho pero, tal vez, pase mucho tiempo hasta que vuelvas a tocar en tu instalación o incluso puede que lo haga otra persona que no tiene por qué saber que has hecho algo indebido. Puedes elegir entre cable rígido y flexible, mi recomendación es que utilices este último, es mucho más manejable en espacios pequeños.

EL cable flexible tiene la ventaja de ser muy manejable pero presenta el problema de las terminaciones. Estos cables están formados por muchos hilos de cobre que al descubierto, es muy fácil que se doblen y acaben tocando donde no deben. Por esta razón, recomiendo encarecidamente que utilices una crimpadora para las terminaciones. Una caja con puntas más la crimpadora puede conseguirse por unos 20€ y te quedará una instalación mucho más limpia y segura. Un hilo suelto de un cable que toca en otro indebido y tendremos un chispazo, con suerte, o un incendio, si las cosas se tuercen.

Cables flexibles pelados
Crimpadora y puntas

Otra cosa importante son las clemas eléctricas, pequeñas piezas plásticas que sirven para empalmar más de un cable. También las hay de distintos grosores según lo que necesitemos. Inicialmente, compra algunas variadas y después ya irás viendo las que más utilizas. Puedes elegir entre clemas clásicas (necesitan destornillador para fijar los cables) o rápidas (se cierran y abren con la mano). Las segundas son más cómodas y las primeras más baratas, al gusto.

Clemas estándar
Clemas rápidas

Como vamos a cortar y pelar muchos cables, mi recomendación es que te hagas con una herramienta específica para ello. Ya sé que podemos hacerlo de forma artesanal pero ganaremos tiempo y un mejor acabado con una herramienta que ronda los 10 euros. Pon un pelacables en tú vida y serás mucho más feliz.

Pelacables

Después, otra cosa que nos ahorrará bastante tiempo es un multímetro que podamos usar en continuidad. Me explico, cuando abras una caja de registro verás una maraña de cables enorme y, a veces no será fácil saber qué cable va a qué sitio. Este chisme te permitirá saber si dos extremos pertenecen o no al mismo cable, muy útil cuando queramos localizar cuál de los 10 cables negros en nuestra caja es el que viene del interruptor del salón. Además, nos permitirá medir voltajes (útil que pueda hacerlo en AC y DC) a lo que le podremos sacar partido más adelante. Los hay muy caros, pero un modelo de menos de 20€ será suficiente.

Multímetro

Y, ya para terminar, en muchas ocasiones no encontraremos todos los cables que queremos en el mismo lugar. Es una lástima pero es así. En estos casos, tendremos que llevar cable de un sitio a otro y, como no queremos que vea, tendremos que hacerlo por los tubos que hay a tal efecto por dentro de nuestras paredes. Para llevar un cable de un sitio a otro y no morir en el intento, existen guías pasacables. Las hay de muchas longitudes dependiendo de la distancia que queramos cubrir y, como siempre, lo ideal sería tener varias pero… Como no queremos gastar demasiado, te recomiendo que compres una de 15m que es una distancia suficiente para la mayoría de situaciones y, al mismo tiempo no supondrá una tortura en tubos cortos.

Guía pasacables

No te voy a engañar, pasar un cable de un sitio a otro, pese a no tener ninguna ciencia es, la mayoría de las veces, lo que más tiempo nos va a requerir. Los tubos de nuestra instalación pueden estar muy saturados y, a veces, no es fácil pasar por ellos. Cuanto mejor sea la guía, más fácil nos resultará… Pero, para lo que vamos a hacer, o conseguimos una buena guía prestada o, es mejor intentarlo con una básica de Leroy.

Hay más cosillas que pueden ser útiles: cajas eléctricas de diversos tamaños, alicates… Pero lo iremos viendo a medida que nos vaya surgiendo la necesidad. Esto de aquí es lo básico y tampoco queremos gastar un dineral a la primera de cambio.

Cajas eléctricas

Ya digo que no es necesario gastarse un dineral, pero si invertir 100 euros en material te parece demasiado, igual es buena idea que vayas pensando en llamar a un profesional para que haga la instalación por ti.

Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.