Domotizando mi casa 4: Hágase la luz

  • Rubén 

Ha llegado la hora de empezar con lo interesante. En la entrada de hoy vamos a instalar un shelly 1 en las luces de una habitación para poder controlarlas desde el móvil. Para ello, es conveniente recordar aquí, qué esquema de conexión vamos a encontrar en nuestras llaves de la luz:

Una sola llave
Dos llaves
Más de dos llaves

En realidad, el esquema final con cruzamientos nos da un poco igual, lo importante será, en caso de que haya más de una llave, localizar el primer conmutador y el último.

Comenzamos por la situación 1: En nuestra habitación solo hay una llave de la luz, esto es, un único interruptor. Según el esquema, a nuestro interruptor baja un cable de fase desde la caja de registro y sube otro hacia la primera lámpara de la habitación. El cable neutro, se va directamente a la lámpara sin pasar por el interruptor:

Una sola lámpara
Varias lámparas

Para instalar el shelly 1, podemos elegir 3 ubicaciones distintas:

  • Detrás del interruptor: La ventaja es que será fácilmente localizable en el futuro y la pega, que tras el interruptor no tenemos cable neutro y habría que bajarlo desde la caja de registro. Además, es bastante probable que el hueco que tengas tras el interruptor no sea suficiente para instalar el shelly.
  • En el falso techo (si lo hay): Aquí no tendremos problemas de espacio (pero puede que sí de humedad, imprescindible utilizar una caja eléctrica estanca para guardar el shelly). La pega es que habrá que averiguar cuál es a primera lámpara de la instalación, si en la habitación hay más de una y llevar cable de fase (permanentemente alimentado, no olvides que el que viene del interruptor solo lleva corriente con él cerrado) desde la caja de registro hasta ella.
  • En la caja de registro: La gran ventaja es que en ella tendremos todos los cables necesarios para la conexión, sin necesidad de pasar ninguno. Además, podremos poner en ella el shelly sin problemas de humedades. La pega es que, algunas veces el espacio que queda libre en nuestras cajas puede no ser suficiente.

Mi recomendación es que, si es posible, hagas la instalación en la caja de registro, es el lugar más cómodo para ello ya que no tendrás que pasar ningún cable. Si no fuera posible, no pasa nada, elige el lugar deseado y lleva cable (fase o neutro) hasta él con el pasacables.

El esquema de conexión de un shelly 1 es este:

Observa que necesitamos cable fase (gris), neutro (azul) y el cable que va del interruptor a la lámpara. En la caja de registro estarán todos, pero tendrás que identificarlos. Abre la caja de registro, el interruptor y accede a las conexiones de tu primera lámpara. No sin antes cortar la luz de tu vivienda para ahorrarte sustos. Si no tienes mucha visibilidad, usa una linterna, ni se te ocurra realizar esta operación sin haber cortado antes la corriente.

Para identificar los cables en la caja de registro, lo primero será ver de qué color son los cables del interruptor y de tu primera lámpara. Así podrás distinguir el color de la fase principal da la que sale de los interruptores. Eso, si tienes suerte y son distintos. Si fuesen iguales no quedará otra que estrenar la continuidad de tu multímetro.

Ahora ve a la caja de registro e intenta ubicar qué cable viene de qué sitio. Lo puedes hacer por la fuerza (tirando de un lado mientras te fijas en el otro) o con el multímetro en continuidad (aunque para esto, es posible que la distancia haga necesario empalmar algún cable previamente)

Posiblemente te encuentres una situación como la de arriba donde muchos cables similares se conectan en clemas anchas. En este caso, todos los cables pertenecerán al mismo circuito que usualmente se diferencia fácilmente porque las clemas están sin separar. Necesitas sacar una fase y un neutro del circuito de tus luces además de cortar el cable que va desde el interruptor a tu primera lámpara ya que tendrás que dividirlo para conectar a la O del shelly la parte que va a la lámpara y a la SW, la parte que viene del interruptor.

Si los cables son demasiado cortos y no te dejan trabajar con comodidad, haz un empalme usando clemas y respetando los colores de tu instalación. Recuerda que ya habíamos comentado lo recomendable que era crimpar los extremos de los cables conectados al shelly. Mete todo dentro de la caja otra vez y ciérrala, espero que tengas más espacio que yo 😉

En el caso de que tengas conmutadores, la instalación es similar:

Solo que, ahora el cable de fase principal llega al primer conmutador y el cable de lámpara sale del último por lo que la opción de instalar el shelly en la caja de registro gana muchos enteros. En su defecto, el falso techo llevando fase (gris) hasta la primera lámpara tampoco es mala opción si tienes focos en el techo que te permitan meter la mano en él.

Bien, una vez que está todo conectado, puedes volver a subir el diferencial para recuperar la corriente. Si todo ha ido bien, tu shelly se conectará en pocos segundos y podrás acceder a él a través de la app o desde la ip del mismo en tu navegador.

Recuerda que habíamos establecido el tipo de botón a edge para que nuestro shelly funcionase correctamente con el resto de llaves físicas. Haz varias pruebas para comprobarlo desde todas las llaves disponibles para verificar que todo está correcto. Si es así, felicidades, ya tienes la base necesaria para domotizar todas las luces de tu vivienda.

Si algo ha fallado, trata de identificar el problema:

  • Puedes controlar el shelly y el botón físico pero no se comportan como deberían, revisa que el tipo de botón con el que está configurado el shelly sea el adecuado.
  • No puedes acceder al shelly a través de la app. Trata de hacerlo a través de su IP y, si aún así no puedes hacerlo, verificar que el shelly se ha conectado a tu red wifi accediendo a tu router. Cuando el shelly no es capaz de conectarse a la red wifi se pone en modo AP como la primera vez que lo configuramos. Busca la red del shelly por si así fuera y comprueba que la conexión wifi está bien configurada. Comprueba que tienes la cobertura wifi adecuada en el lugar de la instalación.
  • Si no has podido acceder al shelly por la vía anterior, es posible que no se haya encendido. Vuelve a cortar la luz, abre la caja de registro y verifica que has conectado neutro y fase al shelly correctamente.

El shelly es un dispositivo simple. Piensa en que los problemas que puede tener para no estar disponible pasan bien por su alimentación, su cobertura wifi o su configuración de la misma. Estoy seguro de que darás con la tecla adecuada ;).

En el próximo capítulo, añadiremos el shelly a nuestra cuenta de Amazon Alexa para controlarlo también por voz.

4 comentarios en «Domotizando mi casa 4: Hágase la luz»

  1. Muy útil para los aficionados que hacemos las cosas intuitivamente!
    GraciasRubén!!

    Y para colmo soy Brunner (aunque ahora con las rodillas cada vez más cascadas lo alterno con la bici y la piscina) y me encanta la fotografía!!

    Un abrazo y cuídate mucho!!

Responder a Jordi Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.